Noticias solo para curiosos


Reflexiones


no jusqueiz
Una mujer llegó a la iglesia por primera vez. No tenía pelo. Llegó al altar y llorando le pedía a Dios que tuviera misericordia de ella. El pastor al no conocer esa voz levantó la vista y cuando la vio le dijo: ¡mujer no puedes estar aquí así recortada! y ella le dijo: ¡déjeme pedirle a Dios que me sane de este cáncer! El pastor asombrado se arrepintió ante Dios.

cuantas veces solo con mirar una situacion empesamos a juzgar sin detenernos a pensar cual podria ser la situacion real o que esta pasando por la mente de esa persona, quiza muchas personas actuan de mal proceder porque no saben que lo que hacen es malo, alguna vez te has sentado con esa persona a halar porque actua o hace tal o cual cosa?

dos caras
Había un pastor con tres hijos. Un domingo se formó un revuelo al terminar la escuela dominical debido a que el hijo más pequeño de siete años estaba fuertemente aferrado a una de las bancas de la iglesia y no quería irse de la misma. Todos estaban confundidos y no sabían que pasaba con el niño. Su madre no lo pudo sacar de ninguna manera. Un ujier preguntó al niño, “Luisito, ¿por qué no quieres ir a tu casa?” El niño respondió, “Me gusta la iglesia, y que desde ahora me mudo a ella.” Sus hermanos no entendían tal actitud y llamaron a su padre, quien era el pastor. Su padre le preguntó el motivo de querer vivir en la iglesia, y el niño delante de todos dijo, “Papá, me quiero quedar aquí todos los días, pues aquí soy más feliz que en casa.” Su papá le volvió a preguntar, “¿Por qué, hijo mío, dices eso?” El niño, con lágrimas, le dijo que allí él observaba que su papá era amable con todos, que hablaba bien de los demás, que sonreía y no gritaba, que les trataba con mucho amor a él y sus hermanos y sobre todo, que él nunca había visto que allí su papá le pegara a su mamá. Estas cosas desaparecían al llegar la familia a la casa, y por este motivo él quería vivir siempre en la iglesia.

no dejes las cosas al azar
Había un hermanito que le gustaba resolver problemas difíciles, abriendo al azar la Biblia y colocando su dedo con los ojos cerrados en cualquier página. Él tomó lo que leyera como una orden directa de Dios. Una vez el hermanito decidió aplicar su método. Abrió la Biblia y colocó su dedo al final de Mateo 27:5, “Salió, y fue y se ahorcó.” Él cerró rápidamente la Biblia y después de orar, volvió a abrirla. Esta vez señaló justamente la última parte del Lucas 10:37, “Ve, y haz tú lo mismo.” El hermano, sorprendido y con cierta molestia por lo que leía, repitió la operación. Esta vez señaló justamente la última parte de Juan 13:27, “Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.” Desde ese momento, el hermano dejó de practicar dicha costumbre.

no presumas de un metodo por mas resultados que te de, no dejes de dar la gloria a quien verdaderamente la merese, no era que Dios queria que el se suicidara, sino dar una leccion

no hay nada oculto
Había un pastor que era fanático de jugar gallos. Para poder jugar, él se fue a una gallera bien lejos, donde nadie lo conociera. Cuando iba a poner el gallo a jugar, salió alguien que dijo, “Yo le apuesto 500 al del pastor.”

haz probado a cristo?
En una ocasión un ateo estaba dando una charla acerca de la 'no existencia de Cristo.' Él decía, “Cristo no existe decía, nadie lo ha visto, ha sido un invento para engañar a la gente,” y continuó arremetiéndola contra Jesucristo. Al terminar la charla, invitó a los oyentes que tuvieran preguntas a preguntar lo que quisieran. Entonces, se levantó un hombre cristiano que había sido alcohólico y drogadicto. El cristiano estaba comiendo una naranja, y preguntó, “Señor ateo, ¿Esta naranja que estoy comiendo está dulce o ácida?” El ateo, muy enojado, le contestó, “¿Cómo voy a saber si no la he probado?” El cristiano le respondió, “Entonces, ¿Cómo usted puede asegurar que Cristo no existe, si no lo ha probado? Solo los que hemos probado a Cristo sabemos que Él es real y verdadero.”

cuidado con lo que pides
Una pareja decidió salir de vacaciones a la playa para celebrar sus 40 anos de casados. Cuando llegaron al lugar, ambos se pusieron sus trajes de baño. Cuando el esposo se fijó bien en como lucía su señora de 60 anos en traje de baño, miró al cielo y dijo: “Oh Señor, ¡cuánto me gustaría tener una esposa 30 años más joven!” Enseguida Dios cumplió su deseo, y lo convirtió a él en un anciano de 90 años.

Dios usa hasta al diablo
Había una señora que tenia mucha fe y amaba mucho a Dios. Se paraba en el porche de su casa y le alababa. Tenía un vecino que la odiaba y le decía, “¡Dios no existe!” La señora empezó a pasar por malos tiempos y oró a Dios que la ayudara. Ella fue a su porche y gritó, “Alabado el Señor. Dios mío, necesito comida. Estoy teniendo mal tiempo. Por favor, Señor, ¡mándame algo para comer!” A la mañana siguiente, la señora salió otra vez a su porche y miró una bolsa con mucha comida y gritó con gozo, agradeciendo al Señor. De repente el vecino saltó de un arbolito y dijo, “¡Ajá! Le dije que no había Señor. Yo compré esa comida, Dios no fue.” La señora empezó a brincar y aplaudir y dijo, “¡Gloria a Dios! No sólo Dios me mandó la comida, ¡sino que hizo al diablo que pagara por ella!”

el chofer contestara
Había un pastor evangelista que era muy reconocido e invitado por muchos para ir a predicar a sus iglesias. A él no le gustaba viajar en avión, así que tenía su chofer y adonde quiera que lo invitaban su chofer lo llevaba. Un día su chofer le dijo, “El trabajo que usted hace es muy fácil. Siempre predica los mismos mensajes y le dan buenas ofrendas. Yo lo haría, y mejor que usted.” El pastor le respondió, “Bueno, ¿qué te parece la próxima invitación a predicar, tú predicas, y yo soy tu chofer?” “De acuerdo,” respondió el chofer. Luego, una iglesia bastante grande invitó al pastor. El chofer se puso el traje del pastor y el pastor el traje de chofer, y llegaron a la iglesia. Subió el pastor (chofer) y predicó un tremendo sermón, dio la invitación, y muchas decisiones fueron tomadas. Cuando se disponía a bajar de la plataforma, subió el pastor anfitrión y le dijo, “No se baje, pastor.” El pastor anfitrión preguntó, “¿Alguien de los hermanos tiene una pregunta para el pastor invitado?” En medio de la muchedumbre alguien se levantó y preguntó, “¿Qué opina usted de las 70 semanas de Daniel?” El 'pastor' se quedó perplejo y dijo, “Disculpe, no escuché su pregunta.” La persona repitió, “¿Qué opina usted de la profecía de las 70 semanas de Daniel?” El 'pastor' respondió, “Su pregunta es tan fácil, pero tan fácil que mi chofer se la contestará.”

el cerebro de la maestra no existe
“Tommy, mira por la ventana. ¿Ves el cielo?” “Sí, maestra,” respondió el niño. Volvió la maestra a preguntar: “Tommy, ves a DIOS?” Tommy contestó, “No, maestra.” La maestra explicó: “Eso es para que ustedes se den cuenta de que Dios no existe.” Entonces, una niña se levantó y le preguntó a la maestra: “¿Puedo hacerle una pregunta a Tommy, maestra?” “Claro que sí,” dijo la maestra. Entonces, la niña le preguntó: “Tommy, ¿ves la cabeza de la maestra?” El chico, ya aburrido de las preguntas, contestó, “Sííííí.” La niña volvió a preguntarle, “¿Y puedes ver el cerebro de la maestra?” “Noooo,” contestó él. Entonces, la niña les dijo. “Eso quiere decir que la maestra no tiene cerebro.”

hay botana y cerveza
Había un cantinero que tenía un perico. El perico les decía a todos los que entraban, “Hay botana y cerveza.” Pasó el tiempo, y se quemó la cantina. El perico se salvó, y se lo regalaron a un pastor de una iglesia. Cuando entraban los creyentes a la iglesia, el perico les decía, “Hay botana y cerveza.” El pastor lo reprendió y le preguntó porque decía eso. El perico le respondió, “Pues, son los mismos que entraban en la cantina.”

la misma actitud hipocrita de algunos cristianos fue la que hizo a lavey fundar su iglesia satanica, levey tocaba sin ser cristiano para la iglesia y para una taberna, y las mismas personas que el veia en las tabernas los sabados eran las mismas que veia en la iglesia lso domingos dandose en el pecho, cosas como estas son las que hacen que la gente dude de la existencia de nuestro divino creador

Habia un pastorcito
Había un pastorcito muy anciano que ya no podía ver, y sus hijos le regalaron una rasuradora eléctrica para que trabajara con sus ovejitas y les pudiera quitar la lana. Al estar el pastorcito trabajando, quitando la lana a las ovejitas, pasa por allí un cerdito (cochinito) y dice el cerdito: “¿Qué estarán dando allí? ¿Por qué habrá tanta ovejita formada? Voy a ir a la fila, a ver que me dan.” Como el pastorcito no miraba, el tomó aquel cerdito en sus manos y empezó a rasurarlo, y el cerdito a gritar y gritar. Al terminar el pastorcito de rasurar al cerdito, con sus manos toca el suelo para tomar la lana y no encuentra nada. El pobrecito pastorcito dijo: “¡Qué raro! Esta ovejita es la que más gritó, y la que menos lana me dio. Así ahí ovejitas en la iglesia.” (Las que más bochinchean son las que no dan nada para la obra de Dios.)

la mujer
Dios creó a la mujer de una costilla del hombre. No la sacó de los pies del hombre para que no la pisoteara. No la sacó de las manos para que no la manejara. No la sacó de la cabeza para que no estuviera sobre él. La sacó de un lugar cerca del corazón, para que pudiera amarla como a si mismo y cuidarla como se cuida su propio corazón.

Darias d elo que tienes?
Un pastor le pregunta a uno de sus miembros en un estudio bíblico, “Hermano García, si usted tuviera cinco gallinas, las daría para la obra del Señor?” Contesta García, “AMÉN.” Le dice el pastor, “Hermano García, y si tuviera dos caballos, los daría para la obra del Señor?” A lo que contesta García, “AMÉN.” Por último, le pregunta el pastor, “Hermano García, si tuviera una vaca, ¿la daría para la obra del Señor?” A lo que contesta el hermano García, “¡NOOOOOOO! Eso es lo único que tengo.” (Los cristianos en ocasiones estamos dispuestos a dar de lo que no tenemos, pero de lo que tenemos no queremos dar nada para la obra de Dios.)

Se encuentran un billete de un dólar y un billete de cien dólares, y le dijo el de un dólar, “Hola, ¿cómo has estado, cien?” El de cien contestó, “Bien, tú sabes, yo en buena vida de restaurante, en buenas tiendas, y a viajes por todo el mundo. Y tú, uno, ¿cómo has estado?” El billete de uno respondió, “Pues, ya sabes, ¡yo de iglesia en iglesia!”

Había un hombre que era muy rico y muy avaro, tanto que al morir quería llevarse sus riquezas. Cuando estaba agonizando se puso a orar y su oración era esta: 'Señor, sólo te pido que cuando muera me pueda llevar una maleta' y el Señor le dio permiso. En la maleta llevaba puros lingotes de oro y al irse a dormir la dejo a un lado de su cama sosteniéndola con su mano. Se murió y al llegar a la entrada del cielo, un ángel le preguntó su nombre. Revisó en el libro y no aparecía su nombre, entonces él hombre le dijo: 'pregúntale al Señor, él me dijo que podía traer una maleta.' Entonces el ángel le dijo: 'Está bien, pero antes de dejarte pasar, tengo que revisar la maleta.' Al abrirla, el ángel empezó a reírse y le dijo: 'trajiste pavimento, sólo pavimento, aquí las calles son de oro.'














Fashion

Beauty

Travel